Cuándo y cómo reclamar los salarios de tramitación

Salarios de tramitación

Si te han despedido y en sentencia judicial se declara el despido nulo o improcedente tienes derecho a cobrar los salarios de tramitación.

Qué son los salarios de tramitación

Son los salarios que el trabajador no ha percibido desde la fecha del despido hasta la resolución judicial que declare el despido nulo o improcedente.

Por tanto, la finalidad de los salarios de tramitación es compensar al trabajador por el tiempo que no ha cobrado durante el despido nulo o improcedente.

Además, el trabajador no tendrá que recuperar los días no trabajados.

La regulación actual de los salarios de tramitación se establece en el artículo 56.2 Estatuto de los Trabajadores.

Casos en los que tienes derecho al salario de tramitación

Vamos a distinguir según el despido sea declarado judicialmente nulo o improcedente.

Despido declarado judicialmente nulo

Si el Juez declara el despido nulo, el empresario estará obligado a:

  • Readmitir al trabajador en su puesto de trabajo y con las mismas condiciones que tenía antes del despido, con algunas salvedades.
  • Abonar al trabajador despido los salarios de tramitación, es decir los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la fecha de readmisión.

Despido declarado judicialmente improcedente

En este caso de despido improcedente, el empresario tiene 5 días para decidir si readmitir o indemnizar al trabajador.

Si en ese plazo no contesta, se entiende que el empresario ha optado por readmitir al trabajador.

Pero si el despedido es representante legal de los trabajadores o delegado sindical la opción entre la readmisión o indemnización corresponderá al despedido.

Por tanto, ante un despido improcedente podemos distinguir 3 situaciones:

  1. Cuando la empresa decide readmitir al trabajador o no contesta en el plazo antes citado, el trabajador tiene derecho a cobrar salarios de tramitación.
  2. Cuando la empresa decide no readmitir al trabajador, deberá abonar una indemnización, pero no los salarios de tramitación. La opción por la indemnización produce la extinción del contrato de trabajo desde la fecha en que el despedido dejó de trabajar.
  3. Cuando el despedido es un representante legal de los trabajadores o un delegado sindical será él quien decida si reincorporarse o ser indemnizado. En ambos casos, este tipo de trabajadores tienen derecho a los salarios de tramitación.

Cuantía de los salarios de tramitación

Será igual a la suma de los salarios dejados de percibir desde la fecha de despido hasta la notificación de la sentencia que declarase la improcedencia.

Ahora bien, el empresario podrá descontar del salario de tramitación las siguientes cantidades:

  • Salarios por otro empleo.

Si el despedido encuentra otro trabajo antes de la sentencia, el empresario podrá descontar el importe cobrado por este trabajo y abonar la diferencia al trabajador.

Corresponde a la empresa demostrar que el trabajador despedido tiene un nuevo trabajo, así como los salarios cobrados por él.

Cuando el salario del nuevo trabajo sea superior a lo que le corresponde al trabajador por el despido, no se abonarán salarios de tramitación.

  • Prestaciones por desempleo.

Si el trabajador ha cobrado paro, el empresario descontará del salario de tramitación el importe de las prestaciones por desempleo.

Si la prestación por desempleo es inferior al salario de tramitación, la empresa abonará la diferencia al trabajador y devolverá el importe de las prestaciones al  SEPE.

Por el contrario, cuando las prestaciones por desempleo sean superiores al importe de los salarios de tramitación, será el trabajador quien haga la devolución de la diferencia al SEPE.

Reclamación al Estado o al FOGASA del pago de salarios de tramitación

Lo normal es que el obligado a pagar los salarios de tramitación sea la empresa.

Ahora bien, existen dos casos concretos en los que será el Estado o el Fondo de Garantía Salarial quien abone los salarios de tramitación.

Pago de salarios de tramitación por el Estado

Si la sentencia se dicta pasados más de 90 días hábiles desde la presentación de la demanda, el Estado abonará:

  • Los salarios de tramitación que excedan de los 90 días hábiles.
  • Las cuotas de la Seguridad Social correspondientes a dichos salarios.

Se presentará una reclamación en vía administrativa, de ser denegada, se podrá demandar el pago ante el Juez que declaró el despido nulo o improcedente.

  1. Reclamación por el empresario: El empresario deberá abonar al trabajador todos los salarios de tramitación y, después, reclamar al Estado los que excedan del día 90. El plazo para presentar la reclamación será de 1 año a contar desde que el empresario pagó.
  2. Reclamación por el trabajador: Cuando el empresario sea declarado provisionalmente insolvente. El plazo será de 1 año desde que el trabajador sea notificado del Auto de declaración provisional del empresario.

Pago de salarios de tramitación por el FOGASA

El Fondo de Garantía Salarial pagará los salarios de tramitación en caso de:

  • Declaración de insolvencia del empresario.
  • Procedimiento concursal del empresario.

¿Buscas un abogado especialista en despidos?

Te ayudamos a encontrar experto en derecho laboral de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.