¿Cómo afecta la revisión de la incapacidad laboral permanente?

Revisión de incapacidad laboral permanente

¿Pueden quitarme la incapacidad laboral permanente por revisión de la misma?

Si eres beneficiario de una prestación por incapacidad laboral permanente debes saber que la declaración de incapacidad puede ser objeto de revisión.

Como ya te hemos explicado en otros artículos, según la reducción de la capacidad para trabajar, podemos distinguir entre 4 tipos de Incapacidad Laboral Permanente:

1. Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual

  • Supone una disminución no inferior al 33 por ciento en el rendimiento normal de la profesión.
  • Debe estar relacionada con la profesión habitual del trabajador.

2. Incapacidad permanente total para la profesión habitual

  • Es aquella que inhabilita al trabajador para realizar su profesión habitual.
  • El afectado por este tipo de incapacidad total podrá dedicarse a otra actividad laboral distinta  a su profesión habitual.

3. Incapacidad permanente absoluta o invalidez absoluta

  • Es aquella que inhabilita al trabajador para desempeñar cualquier profesión u oficio con un mínimo de profesionalidad, eficacia y rendimiento.
  • Ahora bien, no impedirá el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del incapacitado.

4. Gran invalidez

  • Es el grado máximo de incapacidad laboral.
  • Se reconoce al trabajador que padece una enfermedad o lesión que le impide realizar cualquier tipo de actividad o trabajo y necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de su vida.

En este artículo te damos a conocer todo lo que debes saber sobre la revisión de la incapacidad laboral permanente.

¿Qué organismo realiza la revisión de la incapacidad laboral permanente?

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) es el organismo encargado de declarar la situación de incapacidad permanente, en cualquiera de sus modalidades.

También será el INSS quien realice la revisión de dicha declaración.

¿Quién puede promover la revisión?

La revisión de la declaración de incapacidad permanente se puede promover:

  • De oficio: Será el propio organismo encargado de su concesión (INSS) quien establezca cuando realizar la revisión de la declaración.
  • A instancia de parte: El propio pensionista de incapacidad permanente podrá instar la revisión en los casos establecidos en la ley y que veremos a continuación.

¿Cuándo se revisa la declaración de incapacidad permanente?

Con carácter general, la revisión se efectúa en el plazo establecido en la resolución que declare la incapacidad permanente, siempre que el incapacitado no haya cumplido la edad de jubilación prevista legalmente.

Este plazo es obligatorio para todos los sujetos que puedan promover la revisión.

Por tanto, no se podrá solicitar la revisión antes del cumplimiento de dicho plazo.

No obstante, la ley prevé excepciones. El INSS podrá, de oficio o a instancia del propio pensionista, promover la revisión de la declaración de incapacidad, con independencia de que haya transcurrido o no el plazo fijado en la resolución:

  • Si el pensionista de incapacidad permanente estuviera ejerciendo cualquier trabajo, por cuenta ajena o propia.
  • Si hubiera habido un error en el diagnóstico, en cuyo caso la revisión puede promoverse en cualquier momento, siempre que el interesado no haya cumplido la edad de jubilación.
  • Si hubieran aparecido nuevas dolencias que puedan suponer un cambio del estado incapacitante.

¿Qué ocurre si se ha cumplido la edad de jubilación antes de la revisión?

Como hemos indicado anteriormente, se procederá a la revisión en el plazo establecido en la resolución de incapacidad permanente siempre y cuando el incapacitado no haya cumplido la edad de jubilación.

Si antes de la fecha prevista de revisión el beneficiario ha cumplido la edad de jubilación, no se realizará la revisión y la pensión pasará a denominarse pensión de jubilación.

El cambio de nombre de la pensión no supone ninguna modificación de las condiciones de la prestación económica que se esté percibiendo.

No obstante, podrá revisarse el grado de incapacidad permanente y la prestación inicialmente reconocida, aunque el beneficiario tenga cumplida la edad de jubilación, si dicha incapacidad deriva de enfermedad profesional.

¿Cuáles son los efectos de la revisión?

La revisión finalizará con una resolución que podrá declarar:

1. La confirmación del grado de incapacidad

En este caso se mantiene el grado de incapacidad reconocido previamente y, en consecuencia, la prestación.

2. Modificación del grado de incapacidad

Se modificará también el importe de la prestación.

La nueva prestación comenzará a percibirse a partir del día siguiente a la resolución definitiva.

3. Extinción de la incapacidad

Si la declaración de revisión establece que el estado de incapacitación ha cesado, se dejará de percibir la prestación.

¿Puedo impugnar la resolución de revisión?

La respuesta es .

Si consideras que tu situación no se se ajusta a lo establecido en la resolución, ya sea la confirmación, modificación o extinción del grado de incapacidad, puedes impugnar la resolución.

¿Cómo se impugna la resolución?

Contra la resolución de revisión podrás presentar reclamación previa en el plazo de 30 días a contar desde el siguiente a la notificación de la misma.

El INSS emitirá una nueva resolución:

  • Si es positiva, se reconocerá el grado de incapacidad pretendido y seguirás cobrando la prestación correspondiente.
  • Si es negativa, puedes presentar demanda judicial.

Deberás acudir a un Abogado especialista en derecho laboral para que valore tu situación.

¿Buscas un abogado especialista en revisiones de incapacidad permanente?

Te ayudamos a encontrar experto en incapacidades laborales de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.