Guía sobre la papeleta de conciliación por reclamación de cantidad

Papeleta conciliación reclamación cantidad

Cuando la empresa no cumpla su obligación de pagar los salarios en el tiempo convenido, el trabajador podrá reclamar en un procedimiento judicial la cantidad que se le deba.

No obstante, previamente a la reclamación por vía judicial, la ley obliga a someter la controversia a un acto de conciliación, con el fin de poder llegar a un acuerdo y evitar el proceso.

La papeleta de conciliación es una pieza clave del acto de conciliación por reclamación de cantidad, y en este artículo vamos a tratar los aspectos más relevantes relacionados con este trámite.

¿En qué consiste el acto de conciliación por reclamación de cantidad?

El acto de conciliación es el trámite obligatorio previo al procedimiento judicial que prevé la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social para las controversias más habituales entre empresa y trabajador (artículo 63).

En el caso de que la pretensión del trabajador sea la reclamación de los salarios debidos por el empresario, será necesario someterse a la conciliación previa, donde las partes deberán tratar de llegar a un acuerdo.

Es posible que la conciliación termine sin acuerdo, o incluso que una de las partes no se presente:

  • Si no se presenta el trabajador, se entenderá que desiste de su petición y se tendrá por no presentada la papeleta de conciliación.
  • Si no se presenta el empresario, se considerará que la conciliación ha sido intentada sin éxito, y se podrá presentar la demanda ante el órgano judicial. Lo mismo ocurrirá si no se llega a un acuerdo.

En caso de que se llegue a un acuerdo, ya no será necesario reclamar por vía judicial, y la resolución aprobatoria del acuerdo de conciliación tendrá la fuerza ejecutiva de una conciliación judicial.

El acto de conciliación se inicia mediante la presentación de la papeleta de conciliación, y el plazo para hacerlo, cuando la pretensión es la reclamación de cantidades, es de un año desde que la deuda es exigible.

Existe el mismo plazo para la presentación de la demanda ante el juzgado, pero se interrumpe con la presentación de la papeleta de conciliación, y se reanuda cuando esta se ha intentado sin éxito.

La importancia de la papeleta de conciliación es máxima, puesto que de lo que se incluya en ella depende en gran parte el éxito del proceso.

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado

¿En qué consiste la papeleta de conciliación por reclamación de cantidad?

La papeleta de conciliación es el escrito que el trabajador debe presentar ante el servicio administrativo de mediación, arbitraje y conciliación de la comunidad autónoma, en el que hace constar sus pretensiones y la relación de hechos relevantes. 

Con la papeleta de conciliación se inicia el acto de conciliación.

La ley no exige que el trabajador tenga que actuar asistido por un abogado, pero es conveniente contar con el asesoramiento de un abogado especialista desde el primer momento, ya que, aunque parece un documento sencillo, un pequeño error u omisión puede tener consecuencias muy desfavorables para el trabajador.

Además, teniendo en cuenta que el plazo para la presentación de la papeleta de conciliación es el mismo que para la presentación de la demanda, conviene no perder tiempo y actuar sobre seguro desde el principio.

El contenido de la papeleta de conciliación por reclamación de cantidad

En cuanto al contenido que debe incluir la papeleta de conciliación por reclamación de cantidad, este es el siguiente:

  • En primer lugar, en el encabezamiento se debe indicar el organismo ante el cual se presenta.
  • A continuación, los datos personales del trabajador: nombre y apellidos, DNI, domicilio y localidad.
  • La manifestación de que mediante ese escrito se interpone papeleta de conciliación, y el concepto por el que se hace, en este caso, la reclamación de cantidad por falta de pago de salarios.
  • Los datos de la empresa contra la que se interpone la papeleta de conciliación: denominación, domicilio social, actividad a la que se dedica y el número aproximado de trabajadores empleados.
  • En la segunda parte del escrito se deben hacer constar los hechos en los que se apoya la pretensión.
  • Finalmente, se debe indicar la pretensión exacta que se solicita y la cantidad reclamada, teniendo en cuenta que la ley permite reclamar también el 10% en concepto de intereses por mora (artículo 29.3 del Estatuto de los Trabajadores).

El escrito deberá incluir la fecha y el lugar, e ir firmado por el trabajador.

Aspectos a tener en cuenta al redactar la papeleta de conciliación

En relación al contenido de la papeleta de conciliación, hay que tener en cuenta los siguientes extremos:

  • Los hechos que no se incluyan en la papeleta no podrán ser alegados posteriormente en la demanda judicial, a menos que se trate de hechos nuevos o que no pudieran ser conocidos por el trabajador en el momento de la conciliación.
  • La pretensión que se solicita debe ser clara, y también habrá de coincidir con la que se incluya en la demanda, llegado el caso. No se pueden hacer cambios, y el juez no puede conceder algo que no se haya pedido por el demandante, por lo que hay que ser muy cuidadoso en este punto desde el mismo momento de la papeleta de conciliación.
  • En caso de que exista un error en la papeleta, se podrá anular y presentar una nueva con la información correcta, pero el plazo no se interrumpe, y se tendrá en cuenta en todo momento el plazo inicial.

¿Qué puede pedir el trabajador en la papeleta de conciliación?

Cuando el empresario no paga el salario en tiempo y forma, se considera un incumplimiento contractual que puede fundamentar la resolución del contrato por voluntad del trabajador, con los mismos efectos que un despido improcedente (artículo 50.1.b del Estatuto de los Trabajadores).

No obstante, el trabajador también puede optar por reclamar únicamente las cantidades, pero no resolver el contrato.

En cualquier caso, deberá indicar claramente sus pretensiones en la papeleta de conciliación, que puede ser una de las siguientes:

  • La resolución del contrato de trabajo debida a impago de salarios, con el abono de la indemnización por despido improcedente más el pago de las cantidades debidas.
  • La reclamación de las cantidades debidas, sin resolución del contrato.

En cuanto a la cantidad reclamada, como ya se ha indicado, la ley reconoce el derecho a pedir también la cantidad correspondiente a los intereses de demora, que consiste en un 10% de lo adeudado.

Por último, el plazo de un año para la presentación de la papeleta de conciliación tiene relevancia también en cuanto a la cantidad que se puede reclamar, ya que solo podrá ser la de los salarios correspondientes al año anterior al momento en que se reclama.

En conclusión, se puede deducir que la papeleta de conciliación, aunque sencilla en principio, es aconsejable realizarla con el asesoramiento de un abogado experto en la materia, ya que es fácil cometer algún pequeño error que puede condicionar negativamente el resultado de un proceso judicial posterior.

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado