¿Es posible modificar una papeleta de conciliación?

Modificar papeleta conciliación

En la mayoría de los procesos judiciales en materia laboral, o al menos en los más habituales, la ley impone el requisito previo del acto de conciliación, con el fin de poder evitar el juicio.

El acto de conciliación se inicia con la presentación de la papeleta de conciliación, que, en principio, no reviste especial dificultad, pero es fundamental incluir el contenido imprescindible para evitar problemas en el juicio posterior.

En este artículo vamos a ver qué ocurre si se comete un error en la papeleta de conciliación y se desea modificarla. 

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado

¿Qué hay que tener en cuenta al redactar la papeleta de conciliación?

El artículo 63 de la ley reguladora de la jurisdicción social establece la obligación de someter la controversia a un acto previo de conciliación en la mayoría de los conflictos laborales, para lo cual, el primer paso es presentar una papeleta de conciliación ante el órgano competente.

La papeleta de conciliación tiene una estructura sencilla, y la ley no exige que sea redactada ni presentada por un abogado u otro experto en derecho laboral, pudiendo hacerlo el propio trabajador. Sin embargo, es fácil cometer errores que pueden tener consecuencias no deseadas si más adelante es necesario acudir a los tribunales.

Por ello, lo más aconsejable es recurrir a un abogado especializado desde el primer momento y, en cualquier caso, tener en cuenta los siguientes extremos:

  • La papeleta de conciliación debe incluir claramente la pretensión del demandante, ya que la demanda judicial deberá ser coherente con la papeleta de conciliación y el juez tendrá que ceñirse a la solicitud del demandante. Por tanto, lo que no se pida no podrá ser estimado por el juez.
  • Se deben detallar los hechos en los que se funde la pretensión, teniendo presente que lo que no se incluya no podrá ser añadido en la demanda posterior. Por consiguiente, un error u omisión involuntaria puede ocasionar que se pierda el juicio más adelante. Solo se permite añadir hechos diferentes si son nuevos o no se pudieron conocer con anterioridad.
  • Habrá que incluir también todos los datos relacionados con el puesto de trabajo y con el desarrollo de la relación laboral: fecha de inicio, categoría profesional, salario, puesto de trabajo, etc.

¿Cuándo se debe presentar la papeleta de conciliación?

El plazo para presentar la papeleta de conciliación es el mismo plazo que establezca la ley para la presentación de la demanda judicial correspondiente. En caso de despido, son 20 días hábiles desde su fecha de efectos, y si se trata de una reclamación previa, el plazo es de 1 año.

La presentación de la papeleta de conciliación ante el servicio de mediación, arbitraje y conciliación de la comunidad autónoma interrumpe el plazo para la presentación de la demanda. 

Una vez se entienda que el acto de conciliación ha sido intentado sin éxito (por no llegar a un acuerdo o por no celebrarse el acto en el plazo de 15 días), quedará abierta la vía judicial y se reanudará el plazo para la presentación de la demanda.

Este detalle es importante, ya que un retraso innecesario en la presentación de la papeleta de conciliación complicará el desarrollo de las acciones posteriores.

¿Se puede modificar la papeleta de conciliación si se ha cometido un error?

La ley no prohíbe que se corrija la papeleta de conciliación, pero no concede un nuevo plazo para hacerlo. Por tanto, a la hora de subsanar el error habrá que tener en cuenta lo siguiente:

  • Si la papeleta que se presentó contenía algún error, habrá que anularla y presentar una nueva. Si se hizo por vía telemática, se podrá acceder de nuevo al expediente y anular la solicitud.
  • El plazo para presentar la nueva papeleta de conciliación sigue siendo el mismo del que se disponía al principio, y que también es el plazo en el que se debe presentar la demanda, llegado el caso.

Así, vemos que el principal problema que se puede presentar si no se hace una papeleta de conciliación correctamente desde el principio es la falta de tiempo para presentar una nueva y para preparar la posterior demanda y presentarla, si la conciliación no tiene éxito.

En conclusión, es aconsejable consultar desde el primer momento con un profesional en materia laboral que nos asesore debidamente, y para evitar retrasos y errores que puedan suponer graves inconvenientes en la tramitación del proceso.

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado