¿Qué es un ERE?

ERE

Seguro que has oído hablar del Expediente de Regulación de Empleo, más conocido como ERE.

La crisis del coronavirus está provocando que las empresas se planteen tomar decisiones económicas que afectarán a la totalidad o parte de sus trabajadores.

Muchas empresas y autónomos se han visto obligados al cierre de sus establecimientos abiertos al público por orden del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo. Y otros, por responsabilidad y solidaridad cerraron voluntariamente con anterioridad a este Real Decreto.

Algunas empresas han previsto medidas para que sus empleados puedan teletrabajar, sin embargo, en otros puestos de trabajo no es posible esta modalidad de teletrabajo por la naturaleza del mismo.

En cualquier caso, se avecina una crisis económica que podría llevar a las empresas a adoptar medidas como Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

En este post te explicamos qué es un ERE, los 3 tipos de ERE que puede presentar una empresa, así como cuándo y cómo se puede presentar.

Qué es un ERE

El Expediente de Regulación de Empleo, ERE, es un procedimiento  utilizado por las empresas en situaciones de crisis financieras.

A través de este procedimiento la empresa, con apuros económicos, trata de reducir gastos mediante la reducción de su plantilla o jornada de trabajo.

Causas para presentar un ERE

El ERE es un mecanismo que puede utilizar la empresa cuando existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

  • Causas económicas: Cuando la empresa atraviesa una situación económica negativa. Es decir, cuando sufre pérdidas económicas actuales o previstas, o bien disminución persistente de los ingresos ordinarios o ventas.
  • Causas técnicas: Cuando se registren cambios relacionados con los medios o instrumentos de producción. Por ejemplo que se utilice una nueva tecnología en la empresa y no sea necesaria la mano de obra del trabajador.
  • Causas organizativas: Cuando se produzcan cambios en los sistemas y en los métodos de trabajo de los trabajadores o en el modo de organizar la producción.
  • Causas de producción. Cuando surjan cambios entre otros, en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.

Por tanto, la empresa no puede presentar un ERE en cualquier momento, ya que, deberá acreditar que concurre alguna de las causas mencionadas.

Tipos de ERE

Según la medida que la empresa quiera adoptar se distinguen tres tipos de ERE:

  1. ERE de extinción. Es el más desfavorable para los trabajadores, ya que supone el cese definitivo de la relación laboral entre la empresa y algunos de sus trabajadores. Es conocido como despido colectivo.
  2. ERE de suspensión. A través de este expediente la empresa suspende temporalmente la relación laboral con todos o parte de los trabajadores.
  3. ERE de reducción. En este caso, la empresa reduce la jornada de trabajo de los trabajadores afectados.

De estos tres tipos, el Expediente de Regulación de Empleo de extinción es el definitivo. La empresa despide a los trabajadores afectados.

Sin embargo, los dos restantes son Expedientes de Regulación de Empleo Temporal, conocido con las siglas ERTE.

A continuación, nos centraremos en los ERE de extinción o despido colectivo.

¿Buscas un abogado especialista en expedientes de regulación de empleo (EREs)?

Te ayudamos a encontrar experto en despidos de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.









Condiciones para presentar un ERE de extinción o despido colectivo

Este tipo de despido se da cuando, en un período de 90 días, se ven afectados al menos:

  • 10 trabajadores en el caso de empresas que tengan menos de 100 trabajadores.
  • El 10% de los trabajadores en el caso de empresas que tengan entre 100 y 300 trabajadores.
  • 30 trabajadores en el caso de empresas que tengan más de 300 trabajadores.

Procedimiento para presentar un ERE de extinción

El procedimiento para llevar a cabo un ERE de extinción será el siguiente:

Comunicación fehaciente a los trabajadores o a sus representantes

La empresa notificará fehacientemente a los trabajadores o a sus representantes su intención de iniciar el procedimiento de despido colectivo.

Periodo de consultas con los representantes legales de los trabajadores

El inicio del periodo de consultas se comunicará fehacientemente por la empresa a los representantes de los trabajadores y a la autoridad laboral competente.

La autoridad laboral velará por la efectividad del periodo de consultas y podrá remitir recomendaciones a las partes.

En cualquier momento, se podrá acordar la sustitución del periodo de consultas por un procedimiento de mediación o arbitraje.

También la autoridad laboral podrá, a petición de las partes, actuar como mediador con el fin de encontrar soluciones.

Comunicación a la autoridad laboral del resultado de las consultas

La empresa comunicará a la autoridad laboral el resultado del periodo de consultas.

Si se hubiera alcanzado acuerdo, trasladará copia íntegra del mismo.

En caso contrario, la empresa enviará la decisión final que haya adoptado sobre el despido colectivo y las condiciones del mismo.

Comunicación a los trabajadores afectados por el despido

Alcanzado el acuerdo o comunicada la decisión final adoptada por la empresa, ésta notificará los despidos individualmente a los trabajadores afectados.

Los trabajadores afectados podrán impugnar el ERE, siendo los Tribunales los que acuerden la decisión última.

Derechos de los trabajadores afectados por un ERE extintivo

Derecho a una indemnización por despido

Legalmente se establece una indemnización por despido de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

No obstante, se podrá pactar una indemnización mayor entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

Derecho a percibir una prestación por desempleo

El trabajador despedido podrá solicitar una prestación por desempleo siempre que cumpla los requisitos de cotización:

  • Haber cotizado por desempleo como mínimo durante 360 días en los 6 años anteriores al despido.
  • Que no se hayan utilizado dichas cotizaciones para solicitar anteriormente otra prestación o subsidio.
  • No estar en edad de jubilación, ni realizar trabajos por cuenta propia, con las excepciones previstas en la ley.
  • Estar inscrito como demandante de empleo y suscribir el compromiso de actividad.

Derecho a ser incluido en un plan de recolocación

Cuando el ERE afecte a más de 50 trabajadores, la empresa deberá ofrecer a los trabajadores afectado un plan de recolocación externa.

El plan de recolocación se realizará a través de una agencia de recolocación  externas autorizadas.

Derecho a impugnar judicialmente el despido

El trabajador podrá impugnar el despido de forma individual ante los Tribunales, haya habido acuerdo o no en el periodo de consultas.

También podrán presentar la demanda los representantes de los trabajadores cuando no haya habido acuerdo.

¿Buscas un abogado especialista en expedientes de regulación de empleo (EREs)?

Te ayudamos a encontrar experto en despidos de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.