Guía sobre el contrato indefinido tras la reforma laboral

Contrato indefinido

Después de la última reforma laboral, el contrato indefinido se ha convertido en la opción de contrato por defecto en el sistema español. El objetivo de los últimos cambios ha sido potenciar esta figura y limitar las opciones de contratación temporal, para reducir la inestabilidad en el empleo, que venía siendo el talón de Aquiles de la situación laboral en España.

En esta guía vamos a analizar en qué consiste el contrato indefinido, y cuáles son sus características y sus puntos clave después de la reforma operada en 2022.

¿En qué consiste el contrato indefinido?

El contrato de trabajo indefinido es el que se concierta sin establecer límites de tiempo en la duración de la prestación de los servicios, y se puede celebrar de forma verbal o escrita, y a jornada completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos.

Los contratos de trabajo se presumen celebrados por tiempo indefinido (artículo 15.1 del Estatuto de los Trabajadores), siempre que no se formalicen por escrito haciendo constar las características específicas del contrato en cuanto a duración, jornada y finalidad.

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado

¿Dónde se regula el contrato indefinido?

El contrato indefinido está contemplado en el artículo 15.1 del Estatuto de los Trabajadores, donde se establece como la opción por defecto, a falta de otras especificidades que justifiquen la celebración de un contrato temporal.

Además, la ley también prevé que el contrato se entienda celebrado por tiempo indefinido cuando no se cumplan los requisitos exigidos para otro tipo de contrato (artículo 15.4), o cuando los trabajadores a tiempo parcial no sean dados de alta en la Seguridad Social una vez transcurrido un plazo igual al que se haya podido fijar legalmente para el periodo de prueba.

En el artículo 15.5 se establece una conversión de contrato temporal a contrato indefinido, en caso de que se superen los límites temporales ahí regulados.

Por su parte, el artículo 8 establece los tipos de contrato que deben formalizarse por escrito, y todos los que se celebren sin respetar las exigencias formales se entenderán celebrados por tiempo indefinido y jornada completa.

¿Cuáles son las características del contrato de trabajo indefinido?

 Las notas que caracterizan el contrato indefinido son las siguientes: 

  • En cuanto a la duración de la jornada, puede ser a jornada completa, a tiempo parcial o fijo discontinuo. 
  • Respecto a la forma, puede celebrarse verbalmente o por escrito, salvo si se trata de un contrato a tiempo parcial o fijo discontinuo, que deberá constar por escrito y, en caso de no hacerse así, se entenderá celebrado a jornada completa.
  • No tiene límites temporales, a menos que se trate de uno de los casos mencionados.

Si el contrato indefinido se celebra a tiempo parcial, significa que el número de horas acordadas para la prestación de servicios, en cómputo diario, semanal, mensual o anual, es inferior a la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable.

Si se trata de un contrato fijo discontinuo, significa que el trabajador está unido de forma permanente a la empresa, pero presta servicios de manera intermitente, alternándose los periodos de actividad con los de inactividad.

¿Cuáles son los requisitos formales del contrato indefinido?

El contrato de trabajo indefinido puede celebrarse verbalmente o por escrito (artículo 8 del Estatuto de los Trabajadores). Sin embargo, hay algunas modalidades de contrato dentro de la duración indefinida que deben formalizarse por escrito:

  • Aquellos cuya forma escrita venga exigida por una disposición legal y se acojan al programa de fomento del empleo.
  • Los contratos a tiempo parcial.
  • Los contratos fijos discontinuos.
  • Los contratos de relevo.
  • Los contratos de los pescadores.
  • Los contratos de los trabajadores a distancia.
  • Los contratos de los trabajadores contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero.

Si estos contratos no se formalizan por escrito, se presumirán celebrados por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo que se demuestre su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios prestados.

En caso de que el contrato no deba constar por escrito obligatoriamente y se celebre verbalmente, cualquiera de las partes podrá exigir en cualquier momento que se formalice por escrito.

En todos los casos de contrato indefinido, su contenido se comunicará al Servicio Público de Empleo Estatal en los 10 días siguientes a su concertación.

Cuando se trate de un trabajador con discapacidad, el contrato se formalizará en todo caso por escrito, por cuadruplicado y en modelo oficial, y además se acompañará de solicitud de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social y del certificado de discapacidad.

Por otro lado, en los contratos fijos discontinuos, deberá indicarse la duración estimada de la actividad, la forma y el orden de llamamiento que se establezca en convenio colectivo y la jornada laboral estimada, así como su distribución horaria.

Periodo de prueba en contratos indefinidos

En los contratos indefinidos, en defecto de pacto en contrario y a salvo de lo que establezcan los convenios colectivos, el periodo de prueba podrá consistir en: 

  • Un tiempo no superior a 6 meses para los técnicos titulados.
  • Un tiempo no superior a 2 meses para los demás trabajadores. No podrá exceder de 3 meses en las empresas de menos de 25 trabajadores.

No obstante, si el trabajador ya había desempeñado las mismas funciones con anterioridad en la empresa, bajo cualquier modalidad de contratación, no se podrá establecer un periodo de prueba, y el pacto que lo haga será nulo.

El periodo de prueba deberá hacerse constar por escrito.

El contrato indefinido después de la reforma laboral de 2022

La modificación operada en el Estatuto de los Trabajadores por el Real Decreto-ley 32/2021, de 28 de diciembre, de medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo cuya entrada en vigor total se produjo el 30 de marzo de 2022, tuvo por finalidad reducir la excesiva temporalidad en la contratación laboral en España.

Para lograr ese objetivo, se redujeron las opciones disponibles para la contratación temporal, y se potenció la contratación indefinida, que en virtud de la reforma debe imponerse en todo caso, a menos que las circunstancias justifiquen optar por otro tipo de contrato.

Conversión de contratos temporales en contratos indefinidos

Además, se reducen los tiempos computables por los que los contratos temporales se convierten en indefinidos, y se presta especial atención a la modalidad de trabajador fijo discontinuo, ampliando su ámbito de aplicación.

Así, antes de la reforma, el encadenamiento de 2 o más contratos temporales, por cualquier modalidad que supusieran un tiempo de trabajo de más 24 meses en un periodo de 30 meses, tenía como resultado la conversión del contrato en indefinido. Actualmente, el tiempo límite es de más de 18 meses en un periodo de 24 meses encadenando 2 o más contratos temporales por circunstancias de la producción, y se asimilan los supuestos de subrogación o sucesión empresarial.

También, en la nueva regulación, se convertirá en fijo al trabajador que se encuentre en un puesto que haya sido ocupado durante más de 18 meses en un periodo de 24 meses en virtud de contratos temporales por circunstancias de la producción, incluidos los contratos de puesta a disposición celebrados con empresas de trabajo temporal. Con esto, ni siquiera se exige ese tiempo a un mismo trabajador, sino que automáticamente se convertirá en fijo el último trabajador que esté ocupando el puesto.

Por convenio colectivo se podrán establecer otros límites temporales para la conversación de la contratación temporal en fija, siempre respetando los mínimos legales.

Reforma de los contratos indefinidos de carácter fijo discontinuo

Por otro lado, se pone especial énfasis en los contratos fijos discontinuos, ampliando su ámbito, ya que se consideran como tales los que responden a trabajos de naturaleza estacional o vinculados a actividades productivas de temporada, incluso si tienen periodos de ejecución ciertos, sean determinados o indeterminados.

Con esto, se trata de poner fin al encadenamiento de contratos de interinidad para cubrir trabajos con un tiempo cierto de ejecución, sustituyéndolos por contratos fijos discontinuos.

¿Qué derechos y obligaciones tiene un trabajador indefinido?

Son de aplicación al trabajador indefinido todos los derechos y deberes contemplados en los artículos 4 y 5 del Estatuto de los Trabajadores, además de los que se recogen en el resto de su articulado, salvo aquellos que sean incompatibles con la especial naturaleza del contrato del que se trate.

Además, los trabajadores con al menos un año de antigüedad en la empresa tienen derecho a disfrutar de excedencias voluntarias sin necesidad de justificar el motivo, y los que tengan una antigüedad de al menos 6 meses en la empresa podrán ser elegibles como representantes de los trabajadores.

Por otro lado, la duración del contrato no tiene límite, y este solo se extinguirá por despido basado en causas legales y por las demás causas contempladas en el artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores compatibles con su carácter indefinido:

Contratos indefinidos con cláusulas específicas

Por último, más allá del contrato tipo y general para los trabajadores fijos, la normativa laboral prevé distintos supuestos en los que la contratación indefinida puede dar lugar a incentivos para la empresa o bien responden a situaciones peculiares, y cuyas cláusulas deberán reflejar las especificidades de cada caso y dar cumplimiento a los requisitos legales.

Muchos de estos contratos se establecen para el fomento del empleo, y son: 

  • Contrato indefinido de personas con discapacidad, o personas con discapacidad en centros especiales de empleo, o procedentes de enclaves laborales.
  • Contrato indefinido de personas con capacidad intelectual límite.
  • Contrato indefinido de personas trabajadoras readmitidas tras haber cesado en la empresa por incapacidad permanente total o absoluta.
  • Contrato indefinido de personas desempleadas de larga duración.
  • Contrato indefinido para personas trabajadoras en situación de exclusión social, o en situación de exclusión social en empresas de inserción.
  • Contrato indefinido para mujeres víctimas de violencia de género, de violencias sexuales y de trata de seres humanos, tanto con fines de explotación sexual como laboral.
  • Contrato indefinido de personas víctimas del terrorismo.
  • Contrato indefinido de personas jóvenes con baja cualificación beneficiarias del sistema nacional de garantía juvenil.
  • Contrato indefinido de personas que realizan formación práctica en empresas.
  • Contrato indefinido para personas trabajadoras mayores de 52 años beneficiarias de los subsidios por desempleo.
  • Contrato indefinido para personas trabajadoras procedentes de un contrato formativo (formación en alternancia y formativo para obtención de práctica profesional) de una empresa de trabajo temporal.
  • Contrato indefinido de servicio del hogar familiar.
  • Conversión de contratos formativos y temporales para el fomento del empleo de personas con discapacidad en indefinido.
  • Conversión de contratos formativos y de relevo en indefinido y la transformación en contratos fijos discontinuos de contratos temporales suscritos con personas trabajadoras por cuenta ajena agrarias.
  • Contrato indefinido de trabajo en grupo.
  • Contrato indefinido de alta dirección.

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado