¿Cómo funciona el contrato fijo discontinuo?

Contrato fijo discontinuo

¿Te han ofrecido un contrato fijo discontinuo y no sabes en qué consiste?

Quédate con nosotros y te explicamos lo que necesitas saber antes de firmar un contrato fijo discontinuo.

Qué es un contrato fijo discontinuo

El contrato fijo discontinuo es un tipo de contrato laboral indefinido, que tiene la  particularidad de que el trabajo se desarrolla de forma intermitente en el tiempo.

Es decir, existe una discontinuidad en el ejercicio del trabajo. No se trabaja todo el año.

Este tipo de contrato se utiliza por empresas que no necesitan trabajadores permanentes para todo el año, aunque la necesidad de la empresa de tener trabajadores sí es permanente, pero solo para una temporada concreta.

Por ejemplo, el socorrista de una piscina puede tener un contrato fijo discontinuo. Desarrollará su trabajo durante la temporada en que la piscina esté abierta al público, pero su contrato es estable. Otros ejemplos: los profesores de las estaciones de esquí, los trabajadores de recogida de cosechas, los monitores vacacionales...

El contrato fijo discontinuo se regula en el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores.

Características del contrato fijo discontinuo

  • Es un contrato indefinido, no un contrato temporal.
  • Tiene fecha de inicio pero no de finalización.
  • El trabajador forma parte de la plantilla fija de la empresa.
  • El trabajador desarrolla su actividad de forma discontinua.
  • El trabajador fijo discontinuo no trabaja durante todo el año, aunque es fijo.
  • La empresa está obligada a llamar al trabajador cuando se inicie su actividad.
  • Se puede contratar a jornada completa o parcial.

Forma y contenido del contrato fijo discontinuo

El contrato fijo discontinuo deberá celebrarse por escrito en el modelo que se establezca. En el contrato se deberá indicar:

  1. La duración estimada de la actividad.
  2. La forma y orden de llamamiento que se establezca en el convenio colectivo aplicable.
  3. La jornada laboral estimada y su distribución horaria, de forma orientativa.

Cómo funciona el contrato fijo discontinuo

Desde el momento de la celebración del contrato fijo discontinuo, el trabajador forma parte de la plantilla de la empresa.

En consecuencia, el trabajador fijo discontinuo forma parte de la empresa como cualquier otro trabajador, aunque desempeña su actividad laboral por temporadas.

Durante el periodo de actividad laboral

El trabajador fijo discontinuo desarrolla su trabajo y cobra su salario durante el periodo de actividad para el que es contratado.

Se cotiza a la Seguridad Social como cualquier otro trabajador: contingencias comunes, profesionales, desempleo...

Finalizado el periodo de actividad

El trabajador no trabaja ni tampoco cobra sueldo de la empresa. El trabajador fijo discontinuo tiene derecho a la prestación por desempleo siempre que cumpla los requisitos necesarios. Durante la inactividad, no se cotiza a la Seguridad Social.

Al terminar cada periodo de actividad, el empleador entrega al trabajador fijo discontinuo un finiquito, es decir una liquidación de las deudas pendientes con el trabajador. Este finiquito no implica, en absoluto, la finalización o extinción del contrato, el contrato permanece vigente. No se trata del finiquito propio de la extinción del contrato por despido o desistimiento del trabajador.

El empresario o empleador tiene la obligación de llamar al trabajador para la siguiente temporada o periodo de actividad.

Durante el periodo de inactividad el contrato queda también inactivo, hasta que se reactiva mediante el denominado llamamiento.

Qué es el llamamiento en el contrato fijo discontinuo

Es el procedimiento utilizado por el empresario para que el trabajador fijo-discontinuo se reincorpore a su puesto de trabajo cuando comienza su actividad.

Los trabajadores fijos-discontinuos serán llamados en el orden y la forma que se establezca en los respectivos convenios colectivos.

Si el empresario no realiza el llamamiento al trabajador, se entenderá que éste está despedido.

Qué puedes hacer si el empresario incumple con tu llamamiento

En el supuesto de que el empresario, llegado el momento en que debas ingresar en tu actividad, no realice tu llamamiento podrás reclamar judicialmente.

Deberás presentar una papeleta de conciliación por despido improcedente ante el incumplimiento por parte de la empresa.

El plazo para presentar la papeleta de conciliación será de 20 días hábiles a contar desde el día siguiente a aquel en que tengas conocimiento de la falta de llamamiento.

Qué ocurre si el trabajador no responde al llamamiento

Puede darse el supuesto de que el trabajador fijo discontinuo no responda al llamamiento. El Estatuto de los Trabajadores no regula expresamente esta situación, por tanto habrá que tener en cuenta lo previsto en el convenio colectivo correspondiente.

Según los Tribunales de Justicia, la cuestión de no acudir al llamamiento no implica, por sí sola, la voluntad del trabajador fijo discontinuo de extinguir el contrato laboral.

Se entiende que la voluntad del trabajador es dar por finalizada la relación laboral, cuando no responda al llamamiento sin causa que lo justifique.

Por el contrario, si acredita que existe una causa de fuerza mayor que le impide acudir al llamamiento o al puesto de trabajo el día requerido, no existe dimisión del trabajador.

¿Buscas un abogado especialista en contratos laborales?

Te ayudamos a encontrar experto en derecho laboral de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.