Cálculo de la indemnización por despido improcedente

Indemnización por despido improcedente

Si tu empresa te ha despedido y quieres saber cuál es la indemnización por despido improcedente que te corresponde, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es un despido improcedente?

En primer lugar, hay que tener claro qué es un despido improcedente y, una vez sabemos que el despido es improcedente entonces veremos cómo se calcula la indemnización.

Un despido es improcedente cuando el empresario te despide sin cumplir los requisitos legales. 

La declaración de la improcedencia del despido tendrá que impugnarse ante el Juzgado de lo Social. Si el Juez considera que el despido no cumple con los requisitos recogidos en el Estatuto de los Trabajadores, lo declarará improcedente.

¿Cuáles son las consecuencias del despido improcedente?

Según el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores, cuando el despido sea declarado improcedente, el empresario tiene 5 días desde que se le notifica la sentencia para optar entre: 

1. Cuando el despido sea declarado improcedente, el empresario, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre la readmisión del trabajador o el abono de una indemnización equivalente a treinta y tres días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de veinticuatro mensualidades. La opción por la indemnización determinará la extinción del contrato de trabajo, que se entenderá producida en la fecha del cese efectivo en el trabajo.

Artículo 56.1 del Estatuto de los Trabajadores

Si el empresario no dice nada dentro de esos 5 días, se entenderá que ha optado por la readmisión.

3. En el supuesto de no optar el empresario por la readmisión o la indemnización, se entiende que procede la primera.

Artículo 56.3 del Estatuto de los Trabajadores

Y si el trabajador despedido es un representante de los trabajadores o delegado sindical será él quién decida si opta por la readmisión o por la extinción del contrato. Si no dice nada se entenderá que ha optado por la readmisión.

4. Si el despedido fuera un representante legal de los trabajadores o un delegado sindical, la opción corresponderá siempre a este. De no efectuar la opción, se entenderá que lo hace por la readmisión. Cuando la opción, expresa o presunta, sea en favor de la readmisión, esta será obligada. Tanto si opta por la indemnización como si lo hace por la readmisión, tendrá derecho a los salarios de tramitación a los que se refiere el apartado 2.

Artículo 56.4 del Estatuto de los Trabajadores

Extinción del contrato de trabajo e indemnización por despido improcedente

Si el empresario opta por pagar la indemnización, el contrato se entenderá extinguido desde el último día que el trabajador acudió a su puesto de trabajo.

La indemnización por despido improcedente será la equivalente a 33 días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Ahora bien, si tu contrato es anterior al 12 de febrero de 2012, la indemnización será de 45 días por  año de servicio desde el inicio del contrato hasta el 12 de febrero de 2012. Y desde 12 de febrero de 2012 hasta la fecha de despido se calculará con arreglo a los 33 días.

  1. Por lo tanto, para los contratos anteriores al 12 de febrero de 2012 la indemnización se calcula en dos fases: 
    • Una indemnización hasta la citada fecha de 45 días por año, con un tope de 42 mensualidades.
    • Después de esa fecha se abona a razón de 33 días por año trabajado hasta la fecha de extinción.  Puede que no se genere más indemnización a partir del 12 de febrero de 2012, si ya superas el límite de 24 mensualidades.
  2. Y para los contratos posteriores al 12 de febrero de 2012, la indemnización será la de los 33 días por año de servicio, con un tope de 24 mensualidades.

¿Tengo derecho a finiquito si mi despido es improcedente?

Antes de entrar en el cálculo de la indemnización, conviene aclarar que cualquiera que sea el tipo de despido el trabajador tiene derecho a un finiquito

El finiquito se compone de:

  • El salario no retribuido del mes en curso.
  • La parte proporcional de pagas extraordinarias.
  • Las vacaciones no disfrutadas.
  • Y, además, la indemnización por el tipo de despido (salvo en caso de despido procedente que no cabe indemnización).

¿Cómo se calcula la indemnización por despido improcedente?

Para hacer el cálculo de la indemnización por despido improcedente necesitamos los siguientes datos:

  1. El tipo de despido para saber cuál es el número de días que corresponde legalmente. Ya sabemos que para el despido improcedente es de 33 días (o 45 días si la relación laboral es anterior al 2012).
  2. El salario bruto diario. El salario diario se calcula dividiendo el salario anual entre 365 días.
  3. Los años de antigüedad. La antigüedad se calcula por meses completos, de día a día anterior del mes siguiente.

Ejemplo del cálculo de indemnización por despido improcedente

Datos necesarios para calcular la indemnización: 

  • Inicio del contrato laboral: 01/02/2018
  • Fin de la relación laboral: 01/03/2021
  • Salario mes sin prorrateo de pagas extras: 1.540,25 €
  • Número de pagas extras: 2 (14 pagas al año)

Cálculo del salario diario (bruto): 

  • Salario anual: 1540,25 € x 14 = 21.563,50 €
  • Salario día: 21.563,50 € / 365 = 59,07 €

Cálculo de antigüedad: 3 años y 1 mes, es decir: 38 meses. Pero como pasa el límite de las 24 mensualidades se calcula con el tope de los 24 meses.

Indemnización por despido improcedente: 59,07 x 38 x 2,75 = 6172,81 €

¿Buscas un abogado especialista en despidos improcedentes?

Te ayudamos a encontrar experto en despidos de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.