El acto de conciliación en caso de despido impugnado por improcedente

Acto conciliación despido impugnado

Antes de acudir a la vía judicial para impugnar un despido por considerarlo improcedente, la ley exige someterse a un acto de conciliación o mediación donde las partes traten de llegar a un acuerdo.

Solo después de intentada la conciliación o mediación quedará abierta la vía judicial. 

Pero ¿en qué consiste este trámite?

¿Buscas un abogado especialista en despidos?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado

¿En qué consiste el acto de conciliación previo a la impugnación de un despido?

El acto de conciliación es un intento de llegar a un acuerdo satisfactorio para trabajador y empresario y evitar la vía contenciosa. Está regulado en el artículo 63 y siguientes de la Ley reguladora de la jurisdicción social.

Se lleva a cabo ante el organismo competente de la comunidad autónoma en caso de que tenga transferidas estas competencias o el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Dirección Provincial de Trabajo de la Seguridad Social, o bien el organismo que resulte competente según convenio colectivo.

El intento de conciliación es obligatorio para todos los procesos de despido, salvo para los que versen sobre despido colectivo impugnado por los representantes de los trabajadores.

¿Cuándo hay que presentar la papeleta de conciliación?

El plazo disponible para presentar la llamada papeleta de conciliación es el mismo que se establece para presentar la demanda judicial: 20 días hábiles desde la fecha del despido, aunque si se trata de un despido objetivo es posible presentarla desde el mismo momento en que se recibe el preaviso.

Se trata de un plazo de caducidad. 

La presentación de la papeleta de conciliación y la celebración del acto de conciliación interrumpen el plazo para presentar la demanda judicial, y se reanuda cuando haya recaído la resolución que ponga fin al acto de conciliación, sin que esta haya tenido éxito.

Así mismo, se reanuda el plazo para presentar la demanda ante el juzgado cuando hayan transcurrido 15 días hábiles desde la presentación de la papeleta de conciliación sin que se haya celebrado el acto. 

¿Qué contenido debe tener la papeleta de conciliación?

La demanda o papeleta de conciliación debe contener los siguientes extremos: 

  • La indicación del organismo o servicio de mediación competente al que se dirija. 
  • Los datos de identificación del demandante: nombre, DNI, domicilio.
  • La expresión de que presenta papeleta de conciliación y el concepto por el que lo hace, que en este caso sería por despido
  • Los datos de identificación del empresario o empresa demandada.
  • Los hechos en que funda su demanda, enumerados y explicados con claridad.
  • La solicitud al órgano competente para que señale día y hora para la celebración del acto de conciliación.
  • Fecha y firma. 

¿Hay que asistir al acto de conciliación?

Sí, la asistencia al acto de conciliación o mediación es obligatoria para trabajador y empresario. 

Si no aparece el trabajador demandante, se archivan las actuaciones y se tiene por no intentado el acto de conciliación. Si no aparece el empresario demandado, se entiende que la conciliación ha sido intentada sin efecto, y queda libre la vía judicial para iniciar el juicio correspondiente.

El juez o tribunal impondrá las costas del proceso a la parte que no haya comparecido y no haya alegado ninguna causa justa.

¿Se puede impugnar el acuerdo alcanzado en conciliación?

El acuerdo que las partes alcancen en el acto de conciliación puede ser impugnado tanto por ellas como por terceros que se puedan sentir perjudicados por él. 

La impugnación deberá hacerse por vía judicial ante el juzgado o tribunal al que le hubiera correspondido conocer del juicio por despido. La acción de nulidad deberá basarse en alguna causa de invalidez de los contratos, si son las partes quienes impugnan, o en su ilegalidad o lesividad, si impugna un tercero.

La acción de nulidad caduca para las partes a los 30 días hábiles a contar desde el día siguiente al del acuerdo. Para los terceros que deseen impugnar, se cuenta desde el momento en que pudieron conocerlo.

¿Qué validez tiene el acuerdo alcanzado en conciliación?

El acuerdo alcanzado en conciliación tiene la misma validez que una sentencia, y constituye un título ejecutivo bastante para iniciar las acciones pertinentes. No es necesaria una posterior ratificación por el órgano judicial.

¿Buscas un abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu ciudad, sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Consulta a un abogado